DIME COMO HABLAS Y TE DIRÉ COMO VIVES

palabras

Anoche me tropecé con una lectura reveladora. Del libro “Palabras de Poder” de Joyce Meyer. Abrí al azar, en el capítulo 19 que invita a Ser Portador de Buenas Noticias. La lectura me ubicó inmediatamente en los sucesos de mi amada Venezuela. En cómo nos hemos convertidos cada vez más en expertos portadores de “Malas Noticias”. Llenamos a diario las redes sociales y nuestros grupos de Whatsapp de lo peor que pasa, lo peor que dicen, las omisiones, los abusos, el odio, la violencia, la sed de venganza, las violaciones cotidianas a la dignidad de los seres humanos. Es una realidad, está pasando y pareciera que cada vez es peor. Todos contagiados de la misma enfermedad: la oscuridad del corazón y el abandono a Dios.

No vengo con discursos moralistas, ni quiero parecer un ser superior. Estoy sensible por lo que pasa en mi país, prefiero no opinar porque estoy lejos, me duele, me preocupo por mi familia y amigos, algunas noches nos levantamos de madrugada a revisar las redes porque tenemos un presentimiento, el dolor es profundo y por supuesto que siento tristeza, frustración, ansiedad, rabia, impotencia. Como si estuviera entre ustedes.

Pero tomé la decisión de SER PORTADORA DE BUENAS NOTICIAS. Tomé la decisión de HABLAR PROSPERIDAD porque entiendo que cada vez que me conecto con los sentimientos negativos envuelvo en ellos toda la energía de mi casa, la sonrisa de mi hija, el amor de mi esposo y mi pasión y propósito de vida: empoderar a otros y acompañarlos en la búsqueda de su felicidad y en el logro de sus sueños.

Entonces, como un ejercicio cotidiano, busco el aprendizaje y la evolución del día entre las noticias crueles y los actos injustos. Busco aprender del manso y amoroso dolor de una madre que pierde a su hijo por la delincuencia, la falta de medicinas o la lucha de calle. Busco el lenguaje que invita a evolucionar, a ejercer la justicia en el marco de la paz. El lenguaje que me confirma que la vida es cambio y fluctuación constante, a veces fácil, y otras tantas amarga e injusta. Busco el mensaje de esperanza, de compromiso, de amor y de acción COHERENTE.

Words Have Power

En mis redes sociales veo cada día más ángeles aportando desde sus espacios y alcances, pequeños o grandes. Veo cooperación, fraternidad, enseñanzas, lecciones de vida, amor por Venezuela. Veo esfuerzo positivo, oportunidades, deseos de dar lo mejor para el bien común y DECIDO conectarme con eso. Sin duda alguna. Ver lo positivo no sugiere olvidar lo malo. Sugiere ser resiliente y agente de transformación. Sugiere ser compasivo y valiente. Sugiere ser fuerte y confiar en la voluntad de Dios. Tener fé. Conozco a muchos de esos ángeles y me siento orgullosa de cada uno de ellos.

Las palabras que decimos pueden actuan a nuestro favor o en nuestra contra y por eso hay que tomar especial atención. Hace unos días Lilian Tintori declaró sobre cómo fué la llegada de Leopoldo López a su casa, y debo decirles que quedé paralizada ante la coherencia de su pensamiento, su palabra y su acción. Ella está en busca de la libertad, la democracia, la paz y el progreso de su país, Venezuela. Y lo demuestra cada día con su compromiso y su actuar. Verla y escucharla fue como un valde de agua fría para mi. Por un momento ví la escena desde afuera (fuera de mis emociones personales) y vi pasar un rápido documental de la historia de la humanidad. Vi a Juan Pablo II visitando a el hombre que le disparó, en 2014 fue canonizado. Ví a un Nelson Mandela que luego de iniciar una lucha violenta contra un régimen indigno, 27 años de auto observación le revelaron que la respuesta para liberar a su país del temido Apartheid era LA UNIÓN y EL DIÁLOGO, el TRABAJO EN EQUIPO; fue presidente de Sudáfrica en 1994 y Premio Nobel de la Paz en 1993. Ví al psiquiatra austríaco Viktor Frankl quien luego de vivir como prisionero en un campo de concentración nazi describe, en su libro El hombre en busca de sentido (1946), que incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el individuo puede encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual.

Y, más cercano a nuestra cultura y actualidad, vi a un efectivo de seguridad nacional destruir el violín de un joven músico venezolano por el crimen de expresar su amor y lealtad a su patria a través de su oficio, la música. Unos pocos días después de ver a este joven simplemente llorar, sin odio ni sentimientos de venganzas habitando en su corazón, la vida de Wuilly cambió totalmente y para mejor. Los violines sobraron, tanto que organizó un concierto para recolectar instrumentos y donarlos. Y no sólo eso, salió del país (en plena crisis) a llevar el mensaje del pueblo venezolano al mundo a través de su pasión. Hoy está de nuevo en Venezuela manteniendo su posición, fortaleciendo sus valores sociales en el asfalto, de la mano de su violín. Te has preguntado, ¿qué sería de él si en lugar de llorar hubiese agarrado a este efectivo a golpes, patadas e insultos? Probablemente estaría privado de libertad o en la lista de los caídos.

pasos-poner-en-marcha-idea

Quiero compartir contigo un ejercicio que hemos practicado en casa: transformar la furia en una forma creativa de comunicación. Entonces si alguno se siente muy frustrado o iracundo, toma su computadora o cuaderno y comienza a escribir TODO lo que tenga en su cabeza y corazón. Vaciamos esos sentimientos en el papel, con todas sus palabrotas. Cuando sentimos que no hay más nada que decir, cerramos el cuaderno o documento electrónico y nos vamos a dormir. Al día siguiente lo leemos, lo limpiamos, lo verificamos, lo adaptamos y nos ponemos el propósito de que ese escrito deje, en quienes nos lean, una reflexión que lleve a la acción positiva, a la transformación. Es un excelente ejercicio, te ayuda a drenar esas emociones negativas y a transformarlas en mensajes para empoderar, para tocar corazones, para motivar a la acción. Y también te ayuda a ser más responsable al momento de hacer notificaciones vía redes sociales.

A partir de hoy define QUÉ QUIERES COMUNICAR y CÓMO QUIERES HACERLO, define si quieres ser portador de BUENAS o MALAS NOTICIAS, pero recuerda algo, las buenas noticias enaltecen el valor y la dignidad humana, el respeto a la humanidad y a la naturaleza, y sobre todo son un gran elemento motivador y empoderador que nos permite conectarnos con nuestras más altas intenciones, nos permite conectarnos con DIOS.

Yo elijo conectarme con DIOS y ser PORTADORA DE BUENAS NOTICIAS. ¿Qué eliges TU?

Autor: Joaly Padilla Life Coach

Las crisis son oportunidades que me impulsan a ser creativa y creadora. Es el inicio de un reto estimulante. Es la reinvención de la propia vida! CLC Certified Life Coach ILC Gerente Internacional Deportivo FIFA CIES Yoga & Stretching para deportistas. Desarrollo de Fitness Branding y Plan de Vida Exitoso y Saludable. #FitnessPersonalBranding #FitBrand #YogaLifeCoaching Comparto contigo mis pasiones: Yoga, Stretching, Deportes, Fitness, Mercadeo, Coaching, Motivación, Personal Branding, RSE, Bienestar Laboral, Meditación, Cultura y Entretenimiento.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s