Llena tu vida de Encuentros y Reencuentros

ENCUENTRO: Coincidencia o reunión de dos o más personas o cosas en un mismo lugar.

REENCUENTRO: Hecho de volver a encontrar o a encontrarse. Recobrar una persona cualidades o hábitos que había perdido.

DESENCUENTRO: Encuentro fallido o que no ha respondido a las expectativas. Discrepancia, no coincidencia de opiniones.

Los ENCUENTROS son generalmente de apertura y nuevos descubrimientos. A veces de la divina coincidencia de encontrarnos con alguien y disfrutar del tiempo que dure esa reunión. Y otras de los encuentros que se planifican para juntar en un mismo lugar personas que tienen algo en común, presentar ideas, compartir conocimientos o simplemente, compartir una velada.

REENCUENTRO. Que palabra tan de moda. Es que la era de internet y el desarrollo de aplicaciones de social networking nos han permitido REENCONTRARNOS con compañeros de estudios, vecinos, ex novi@s y hasta con nuestra familia perdida, con la positiva recompensa de REENCONTRARTE a ti mismo. Reencontrarse a si mismo nos permite darnos cuenta de los atascos de energía que tenemos y no nos permiten fluir, y de las fortalezas con las que contamos para salir de estas situaciones.

Y a veces sentarnos a la mesa en nuestras casas, en una mesa de diálogo, en un parlamento o en una asamblea en busca de acciones positivas para cambiar crisis en oportunidades, se convierte en un constante DESENCUENTRO que cansa y amenaza nuestra confianza, motivación y autoestima.

Este mes de marzo he tenido 2 encuentros muy saludables y un reencuentro como fuera de este mundo. Se los quiero compartir.

El 11 de marzo nos invitaron a la primera reunión de Venezolanos en la ciudad de Lakeland. Además de compartir, los organizadores querían presentar la día de la creación de un club para brindar apoyo a otros venezolanos que lleguen a esta ciudad y para enviar asistencia y ayuda material a nuestro país. Conocer personas nuevas y una variedad de historias sobre cómo se llega a un país diferente, con niños, sin hablar el idioma. Historias sobre cómo las cosas no resultaron como lo habíamos planeado y cómo logramos salir adelante. De como cada uno vive el proceso de migración y las ideas para apoyarnos y consolidarnos como comunidad, como lo han hecho judios, chinos, españoles, árabes, italianos durante tantos años alrededor del mundo. Agradecida a los organizadores por la invitación y al Sr. Iván Rodríguez y su familia por la presentación, la confianza y la invitación a aportar ideas.

Y el otro encuentro fue ayer 22 de marzo. Poderosas mujeres venezolanas que ahora nos toca acompañar a nuestros esposos y familias a una nueva etapa de desarrollo y crecimiento en un nuevo país, con una nueva cultura y un idioma diferente. Un encuentro para conocerse, compartir y ponernos a la orden para apoyarnos pues nuestros esposos trabajan juntos y acompañarlos nos ha separado de nuestros cariños, de nuestras propias familias (madres, hermanos, hijos, amigos). Compartir lo que extrañamos y lo que hemos logrado a pesar de las barreras culturales. Un encuentro para que nuestros hijos se acompañen, para bendecirlos. Para esperar a nuestros esposos y que ellos también se sientan tranquilos pues nos encuentran unidas y riendo. Gracias a los Bohorquez, Los Córdova, Los Gil y la Ferrer Sloan. Que se repita.

WhatsApp Image 2017-03-23 at 8.32.21 PM

Y finalmente debo hacer énfasis especial en el REENCUENTRO del 18 de marzo, porque citarse en un sitio luego de 34 años, llevar a nuestras familias, sentarnos a la mesa, y sentirnos como en casa, me parece un logro maravillo, por no decir mágico. Nos hemos reunido 4 compañeros de primaria para confirmar que los seres humanos aunque escriben sus propias historias y viven experiencias diferentes, mantienen su esencia, valores y el brillo de sus miradas. El reencuentro no fue mágico por lo que recordamos de nuestras infancias, sino por lo que nuestros hijos, esposos y esposas compartieron. Por la familia que compartió junta una cena. Porque la velada fue tan nutrida que no necesitamos sacar los celulares (ni adultos, ni jóvenes). Una noche para agradecer nuestro origen, lo que nos enseñaron y lo que estamos transmitiendo a nuestras familias. Gracias al anfitrión de lujo José Duarte y a su esposa, y a los “chamos” que completaron la velada: Ana Virginia y Santos y a nuestras familias por aceptar acompañarnos y compartir con nosotros este momento.

Por mi parte prefiero seguir nutriéndome de encuentros y reencuentros, para que cuando me toque lidiar con los desencuentros, mi carga de buena energía esté tan alta que nada ni nadie pueda traicionar mi confianza o ahogar mi motivación y autoestima. Llena tus días de encuentros y reencuentros. En persona, en una llamada, una conección digital, un chat, o un grupo de whatsapp, en la mesa de tu casa. Con familia, vecinos, amigos, colegas, o simplemente con un nuevo grupo con quienes tengas algo en común.

Cuando actuamos juntos, sumamos, multiplicamos, elevamos exponencialmente. Ampliamos nuestra zona de aprendizaje, confirmamos nuestros valores, afianzamos nuestra esencia como seres humanos, nos retamos, nos atrevemos, nos divertimos y evolucionamos.

#Encuentro #Reencuentro #Desencuentro #Amigos #Familia #BuenaEnergía #Fluir #Sumar #Evolucionar #Crecer #LosSueñosSeHacenRealidad
#BeGood #FeelGood #LookGood
#Sonríe #SeFeliz #Agradece #JoaMantra
#SíSePuede #Venezuela #Familia #ViveConPropósito #DiosMiMejorAmigo #Coach #LifeCoach #YogaLifeCoaching #JoalyPadilla

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: